EL MÉTODO BUTEYKO PARA LA ELIMINACIÓN DEL ASMA.

EL MÉTODO BUTEYKO PARA  LA ELIMINACIÓN DEL ASMA


http://mitglied.lycos.de/buteyko/

Cambia la Forma de Respirar y Libérate del Asma y otras enfermedades
* Ver LISTA DE LAS ENFERMEDADES QUE SE REMUEVEN CON LA AYUDA DEL MÉTODO DE BUTEYKO.

No parece fácil modificar algo tan profundamente  arraigado como los hábitos  respiratorios. Sin embargo, tanto niños de 3 años como adultos de 90, lo consiguen

Las informaciones de este documento te ayudarán a enfrentar los ataques de asma y quizá incluso a conseguir que no vuelvan a producirse

Si tomas medicamentos no dejes de leer el apartado al final del escrito

·         ·       ¿Quién es K. P. Buteyko?
Konstantin Pavlovich Buteyko es un científico nacido el 27 de Enero de 1923 en la localidad rusa de Ivanitsa, a unos 150 kms. de Kiev.

Al final de los años cuarenta, K. P. Buteyko realizó sus prácticas como  estudiante de medicina en el Primer Instituto Médico de Moscú. Allí trabajó durante algún  tiempo en la sala de enfermedades respiratorias agudas. Fue entonces cuando observó cómo los pacientes empeoraban cuando tenían una respiración intensa y agitada, y cómo comenzaban a mejorar cuando ésta se reducía en ritmo e intensidad. 

Esa observación le llevó a desarrollar la técnica respiratoria que transmitió a más de 100.000 pacientes, de los que aproximadamente 92.000 quedaron curados. Incluso aquellos que tomaban medicamentos de manera regular, pudieron dejar de hacerlo al finalizar su práctica.

K. P. Buteyko descubrió que la hiperventilación crónica es la causa de  muchas enfermedades, y estuvo investigando este hecho durante más de 40 años. Pero defender su revolucionario hallazgo no ha sido tarea fácil: los 9 intentos de asesinato y los largos años de impedimentos burocráticos sufridos, nos dan una idea de ello.

No obstante, Rusia ha hecho finalmente justicia a este hombre y su técnica se aplica hoy en los hospitales de ese país de manera rutinaria. El número de ciudadanos rusos que ha aprendido su método se estima en más de un millón.

·         ·       ¿Por qué no es más conocido el método Buteyko?
La desinformación en el campo de la medicina es grande. Los intereses económicos están en contra de los métodos que funcionan y que no requieren medicinas. Pero la inteligencia de la gente e INTERNET están acabando con ello.  J    

·         ·       ¿Qué es la hiperventilación?
Es la deficiencia de CO2 en el organismo como consecuencia de una respiración excesiva.
 ·       ¿Qué es la hiperventilación crónica?
Es un fenómeno más complejo y sutil que la simple hiperventilación y afecta enormemente al organismo. SHC es el nombre médico completo:  “Síndrome de Hiperventilación Crónica”. K. P. Buteyko se refiere a la hiperventilación crónica como a una “hiperventilación larvada”, porque normalmente el que la padece no es consciente de ella (y los médicos tampoco la diagnostican). Todas las personas con asma tienen hiperventilación crónica.

·         ·       ¿Cuánto CO2 necesitamos?
Nuestra sangre requiere una concentración de CO2 del 6,5 %.

·         ·       ¿Cuánto oxígeno necesitamos?
Sólo una concentración del 2%.

·         ·       ¿Qué factores conducen a la hiperventilación?
El estrés, los estados emocionales, el respirar por la boca, el ir muy abrigado, el dormir demasiado tiempo, el dormir con demasiada ropa, el comer demasiado, el no hacer ejercicio, la idea de que respirar hondo (tomar gran cantidad de aire de forma forzada) es fundamentalmente bueno para todo el mundo y algo que debe practicarse a la menor oportunidad...

·         ·       ¿Qué efecto produce el método Buteyko?
Eleva los niveles de CO2 de la sangre (por medios naturales).

También detiene la producción excesiva de histamina y hace que el cuerpo recupere su equilibrio.  Agentes desestabilizadores como el polen, el polvo, el moho o las infecciones ya no provocan dificultades respiratorias.

Aquellas enfermedades que no eran sino complejas estrategias del organismo para la supervivencia, empiezan a desaparecer. El estado general del cuerpo y la calidad de vida mejoran increíblemente.

·         ·       ¿Por qué se cronifica el asma?, ¿cómo revertir el proceso?
El asma, al igual que muchas enfermedades, se agrava y cronifica como consecuencia de un círculo vicioso.

Al detectar el cerebro la carencia de oxígeno, manda un mensaje de ayuda a los músculos respiratorios para que obtengan más aire. El problema es que, normalmente, esa falta de oxígeno, no se debe a la falta de aire. La falta de oxígeno es consecuencia de la insuficiencia de CO2. Sin un volumen apropiado de CO2 en la sangre, la hemoglobina no puede entregar su oxígeno de manera eficaz.

En estas circunstancias, si los músculos respiratorios obedecen el mensaje del cerebro, la situación se vuelve todavía más crítica: la respiración agitada y excesiva provoca más pérdida de CO2.

De esta manera y después de un tiempo, el organismo se va debilitando y la enfermedad se vuelve crónica.

Para revertir el proceso hay que romper el círculo vicioso: hacer caso al mensaje del cuerpo y respirar menos.

·         ·       El respirar hondo
Cuando la persona con suficientes niveles de CO2 en la sangre respira hondo, siente instantáneamente la sensación benéfica del oxígeno, pues su sangre puede distribuirlo. Además, si no abusa de ello, no sufre descompensación en su sistema.

Cuando, por el contrario, la persona con bajos niveles de CO2 respira hondo, hace descender todavía más sus ya escasas reservas de este precioso gas. Tampoco siente esa sensación instantánea y agradable con la intensidad de la persona sana. Y si la insuficiencia de CO2  es grande, se sentirá mal.

La respiración forzada y abundante agrava la enfermedad crónica de aquel con falta de CO2  y O2 en la sangre.

·         ·       El asma: ¿En los genes escrita?
Los expertos aseguran que las personas con asma tienen los músculos involuntarios de los bronquios 2,5 veces más grandes de lo normal (y que, por lo tanto, éstos son capaces de experimentar contracciones más poderosas). También afirman que dichas personas son más propensas a las reacciones alérgicas, que poseen unas células mucosas más productivas y unos pasajes aéreos con mayor propensión al espasmo. En definitiva, que el asmático nace y, cuando las circunstancias son adversas, se hace.

El método Buteyko es la varita mágica que nos ayuda a cambiar las circunstancias adversas. Y, además, según buenas fuentes médicas: en lo que se refiere a la salud, la genética tiene una importancia del 20% y el estilo de vida del 80% (estimación aproximada).
Sonriamos de nuevo. J


INFORMACIONES E INSTRUCCIONES
SOBRE EL MÉTODO BUTEYKO

·         ·       ¿ Cómo puedo saber si mis niveles de CO2 están por debajo de lo normal?
Es muy sencillo: midiendo la PAUSA DE CONTROL.

Procede de la siguiente manera:
Interrumpe la respiración (deja de respirar por unos instantes). Así atrapas el CO2 que produce tu cuerpo.

Una vez que la cantidad de CO2 de tu sangre alcanza los niveles a los que estás acostumbrado, sentirás ganas de respirar. Cuanto más larga sea esta pausa, mayor es tu tolerancia de CO2. ¡Y menor el riesgo de sufrir un ataque de asma!

Para medir el progreso realizado mediante los ejercicios Buteyko, lo mejor es seguir un método. Haz siempre las mediciones en la misma situación, por ejemplo:
Inspira suavemente y cuenta hasta 3. A continuación espira y cuenta hasta 2. Después cierra la nariz ayudándote de los dedos índice y pulgar.

Mide con un cronómetro los segundos que van desde este momento hasta que sientas el impulso que te envía el cerebro de necesidad de respirar.

¡Ojo! No se trata de aguantar todo el tiempo que puedas. Se trata de saber exactamente el momento en que sientes una clara necesidad de respirar (como consecuencia del aumento de CO2).
Libera ahora la nariz y comienza a respirar de nuevo. El test ha sido bien realizado si al inspirar puedes hacerlo de forma normal, sin agitación.

·         ·       Interpretación de la PAUSA DE CONTROL
Una Pausa de Control  de 5, o menos de 5 segundos denota un caso grave de asma.

Entre 5 y 15 segundos indica que el asma se hace a menudo presente.
Valores entre 15 y 20 segundos se corresponden con episodios de asma esporádicos.
Una persona completamente sana tiene una pausa de control de unos 60 segundos. Dichas personas son sólo el 10% de la población.

Con el método Buteyko puedes extender enormemente tu PAUSA DE CONTROL.

A continuación un cuadro de correspondencias entre la Pausa de Control, el índice de exceso de respiración y el nivel de CO2.

PAUSA DE
CONTROL
Índice de
exceso de
respiración
CO2 en
 los alveolos
pulmonares
60
40
30
20
15
10
1 (normal)
1.5
2
3
4
6
6.5%
5.5%
5.0%
4.5%
4.0%
3.5%




·         ·       Demasiados litros de aire por minuto
Las personas que sufren de asma inhalan aproximadamente 15 litros de aire por minuto, pero durante un ataque, este número se eleva a 27. Según un estudio oficial, personas que usaban broncodilatadores y que disminuyeron la toma de aire a 9 litros por minuto, pudieron reducir el 90% de esta medicación sintomática en 6 semanas, y el 96% en 12 semanas. La persona con respiración normal inhala, en estado de reposo, de 4 a 6 litros por minuto (5 veces menos que la persona durante un ataque de asma).


Resultados del experimento médico oficial en Australia: el grupo que usó el Método Buteyko, redujo el uso del dilatador el 90% en 6 semanas, mientras que el grupo que usaba la medicina convencional lo redujo sólo el 5%.

·         ·       ¡El Cuerpo tiene razón!
Si respiras en exceso (demasiado volumen de aire), tu cuerpo intenta contrarrestarlo haciendo difícil la entrada de ese aire: cerrando muscularmente los bronquios y obstruyendo mediante inflamaciones y mucosidad las vías respiratorias. Comprende también que cuanto más esfuerzo hagas para respirar, más se cerrarán los bronquios. Si, por el contrario, consigues reducir la respiración, el ataque de asma desaparece.


·         ·       Nadar, andar, correr, vivir a gran altitud...
Es conocido que el nadar es bueno para el asma, pues al nadar se hace ejercicio, (que genera CO2), a la vez que se retiene la respiración. Pero de la misma manera puedes incrementar el CO2 con el andar, el correr y con otras actividades: respirando por la nariz y, a ser posible, haciendo pausas después de inhalar y de espirar. Cuando caminas, las pausas son muy fáciles de hacer.
El vivir en las alturas tiene también un efecto benéfico en la persona con asma, porque al ser más baja la presión de oxígeno aumenta la retención de CO2 en las células (fenómeno conocido como “Efecto Haldane”).


LA RESPIRACIÓN
SEGÚN K. P. BUTEYKO

Explicación y definición de los conceptos básicos.


Dos ejemplos:

·         ·       “La hiperventilación se debe a una RESPIRACIÓN PROFUNDA”

Aquí  “respiración profunda” no se refiere a “la que se hace desde el hara”, sino aquella en la que se “toma GRAN CANTIDAD DE AIRE”.

·         ·        “Se debe practicar la RESPIRACIÓN SUPERFICIAL”

Aquí “respiración superficial” no se refiere a “la que se hace desde el pecho y sin usar el diafragma”, sino aquella en la que se “toma POCA CANTIDAD DE AIRE”.


Dos definiciones:

·               ·             La RESPIRACIÓN NATURAL
K. P. Buteyko opina que una respiración natural y saludable es:

Suave, sin sonido, sin que provoque movimiento apreciable y con una Pausa de Control aprox. de 60 segundos (que equivale a un nivel de CO2 en la sangre del 6,5%).

·               ·             La RESPIRACIÓN REDUCIDA
La respiración reducida es la práctica que recomienda K. P. Buteyko para recuperar la salud, es decir, para acercarse a la RESPIRACIÓN NATURAL.

La respiración reducida se usa al principio como técnica para reeducar la respiración.  Para ello se crea y mantiene una ligera necesidad de aire.

Con ayuda de ejercicios específicos (que encontrarás más adelante) se consigue instalar un nuevo hábito respiratorio. Lo que ahora percibes como “respiración reducida”, cuando después de un tiempo suceda por sí sola, te resultará natural (en realidad lo es), será tu RESPIRACIÓN NATURAL.
Y una vez que respiras de manera natural, la hiperventilación desaparece.


Dos formas diferentes de expresar el mismo y único objetivo:

·               ·             Reduce el volumen de aire respirado
La hiperventilación tiene que ver con la cantidad total de aire que respiras por minuto. Así que si reduces el volumen de aire inhalado, vas por buen camino.

·               ·             Respira menos
A pesar de estas explicaciones, debido a la novedad y a los diferentes conceptos y terminologías, un poco de confusión¹ es normal al principio.
Cuando a Alexander Stalmatski² le preguntan, ¿Debo respirar menos rápido?, o ¿menos profundo?, él responde inequívocamente: ¡RESPIRA MENOS!



(¹) Parte de la confusión se debe a que “la profundidad” en relación con la respiración tiene, en su acepción más popular, un significado muy diferente (a veces incluso contrario) al que toma en el lenguaje especializado. Cuando K. P. Buteyko dice que, «‘la respiración profunda’ produce hiperventilación», se refiere a una “respiración en la que se toma gran cantidad de aire”, expresión que se ha traducido al inglés como “deep breathing” (respiración profunda), que en el lenguaje común anglosajón tiene también el mismo significado. Ahora bien, en un lenguaje especializado, como cuando se habla de la meditación, del yoga, o de las técnicas de relajación, “deep breathing” normalmente adquiere el significado de “respiración diafragmática y desde el vientre”.
En el idioma español sucede lo mismo: cuando el médico te ausculta, dice, “¡Respire hondo!”, él no pretende que “respires con el diafragma, o desde el hara”, sino que “tomes mucho aire”. El María Moliner (Diccionario de Uso del Español) confirma que “la profundidad” cuando se refiere a la respiración, denota “que el aire penetra mucho en la cavidad torácica”. Naturalmente, para conseguir ese efecto, uno tiene que tomar gran cantidad de aire.


(²)Alexander Stalmatski es instructor experimentado del método Buteyko. También es autor del libro Freedom from asthma, considerado como “La Enciclopedia Buteyko para el Tratamiento del Asma”. Freedom from asthma está recomendado por el propio K. P. Buteyko (24 páginas del libro pueden leerse en: http://www.amazon.com).

·         ·       Respira como un niño pequeño
De forma relajada y desde el vientre (hara). Esto sucede por sí mismo, especialmente en la cama, cuando estás completamente relajado.

·         ·       Respira como si los pulmones no existieran.
Ayúdate pensando que sólo existe el hara.

·         ·       Respira siempre por la nariz
De esta manera consigues limitar el volumen de aire que inhalas, regular su temperatura, filtrarlo y humedecerlo.

La respiración nasal crea también la necesaria presión para un intercambio eficaz de gases. De esta manera, el aprovechamiento del oxígeno aumenta entre el 10 y el 20 por ciento.

El respirar por la boca hace que tomes más volumen de aire, a lo que el cuerpo responde restringiendo la respiración: crea mucosidad, aumenta la inflamación de los pasajes de la nariz y produce espasmos en los músculos de los bronquios. 

·         ·       Respira permitiendo el movimiento del diafragma
Sin expandir el pecho y con los hombros relajados, sin levantarlos. La hiperventilación sucede menos en las personas con respiración diafragmática. Respirar en la parte superior del pecho daña el organismo.

·         ·       Puedes practicar mirándote a un espejo
Deja tu torso al descubierto y observa cómo la parte entre las costillas y el ombligo se infla y se desinfla.

·         ·       Respira despacio
La respiración rápida, abundante y desde el pecho conduce a la hiperventilación. Pocas respiraciones por minuto son signo de buena salud. Mediante el uso del diafragma, la respiración se lentifica y normaliza.
En estado relajado, una media normal es de 8 a 10 respiraciones por minuto. Una media muy buena es de  5 a 7 resp./min.

“El hombre del Tao respira como si no respirara”
Lao Tze

¡RESPIRA MENOS!

MÁS INFORMACIONES
 Y SUGERENCIAS
·         ·       Si te entran ganas de toser procura no hacerle caso
Si no puedes aguantar las ganas, tose por la nariz lo más suave que puedas: ¡kgufffhh...!!!

·         ·       No duermas tendido sobre la espalda, sino sobre el lado izquierdo
Pero no sobre el brazo izquierdo, sino entre los dos brazos: sobre el costado izquierdo y parte del abdomen. Al dormir de costado se deja menos espacio para la expansión de los pulmones. La práctica ha demostrado que se produce menos hiperventilación durmiendo sobre el lado izquierdo que sobre el derecho.

·         ·       Ponte una cinta adhesiva o un esparadrapo sobre la boca durante la noche
Así tendrás la certeza de que ésta permanece cerrada.

¡Es una técnica genial!, Yo la he realizado con excelentes resultados. No sólo ayuda a mantener el CO2, sino que transmite al inconsciente la importancia de la respiración nasal.

Recuerda que durante el sueño todas las personas respiran comparativamente más que en estado de vigila: cuando duermes no necesitas mucho aire, pues apenas usas energía.

Algunas tribus indias procuraban que sus hijos durmieran con la boca cerrada. La madre vigilaba el sueño de su hijo y si éste respiraba por la boca, ella juntaba con su mano los labios del pequeño. Así el niño desarrollaba el hábito de respirar por la nariz, tanto dormido como despierto.

¡Los que roncan se hiperventilan!

·         ·       El ejercicio y el deporte
Si los síntomas de asma están presentes, no hagas ejercicio. Hazlo cuando estés libre de síntomas
¡Y mantén la respiración nasal!

El practicar la Respiración Reducida antes y después del ejercicio es una buena protección. Al principio, con la respiración nasal, no alcanzarás los mismos niveles deportivos, pero después de un tiempo no sólo los recuperarás, sino que experimentarás una mejora de tu resistencia. También notarás que desciende el número de pulsaciones por minuto. El Dr. John Douillard, entrenador de atletas de competición, ha observado que la bajada de rendimiento dura de 3 a 10 semanas.

·         ·       Cuando sientes miedo o experimentas pánico, la hiperventilación es aún mayor
En estas circunstancias la respiración se acelera, así que aplicar el método Buteyko para normalizarla está especialmente indicado.

·         ·       Entiende el efecto de los medicamentos contra el asma
Los broncodilatadores abren los pulmones y te ofrecen un alivio pasajero, pero no actúan contra la inflamación subyacente. Tampoco cambian las causas que te han llevado al estado de constricción pulmonar: una forma de respirar excesiva. Usa estos medicamentos lo menos posible, pues hacen que respires mayor volumen de aire (y tú ya tomabas más del necesario). Los mejores broncodilatadores actúan de manera instantánea y tienen un efecto de unas 4 horas. Un efecto de 12 horas, p. ej., no es recomendable, pues trae consigo la hiperventilación, que a su vez crea la necesidad de broncodilatadores: un círculo vicioso. El CO2 es el broncodilatador natural.

Los corticoesteroides, en pastillas o aerosol, se obtienen sólo con receta médica y tienen un importante efecto antiinflamatorio. Pero si se aplican en dosis excesivas, pueden producir efectos no deseados...
Los fármacos no son la solución. Sin embargo, tampoco podemos negar su eficacia en determinadas situaciones. Úsalos de manera inteligente.

·         ·       La alimentación
Recuerda que todo alimento es un cuerpo extraño al organismo y que por lo tanto puede afectarle. Come sólo cuando tengas apetito.

K. P. Buteyko aconseja ser especialmente cuidadoso con las proteínas animales, los productos lácteos, azúcares refinados, etc.

Estáte atento a cómo te sientan los alimentos y evita aquellos que  te repitan, provoquen gases, palpitaciones o dificultades de cualquier tipo. Varía la comida tanto como puedas. Mastica bien (especialmente los hidratos de carbono). Toma suficientes alimentos crudos (piensa en las enzimas y vitaminas) y bebe diariamente 2 litros de agua sin cloro (8 vasos).

·         ·       El estómago
El diafragma, el músculo más importante de la respiración, se encuentra justo encima del estómago. Cuando el estómago está lleno, no puedes respirar tan fácilmente.

No hagas ejercicios respiratorios hasta 2 horas después de la comida.



EL PROBLEMA DE LA NARIZ

¿Cómo voy a respirar por una nariz  que está permanentemente bloqueada?

¡No te preocupes! ¡Es un problema conocido!
Ha llegado el momento de aplicar la magia favorita de los instructores de Buteyko. Se trata de atrapar un poco más de CO2. Una forma de conseguirlo es la siguiente:

1.    1.      Haz un poco de ejercicio.
2.    2.      Siéntate relajado y toma aire sin esfuerzo.
3.    3.      Exhala un poco para no estar lleno.
4.    4.      Contén la respiración a la vez que aprietas la nariz con el pulgar y el índice (mantén la boca cerrada).
5.    5.      Después de sentir el primer deseo de tomar aire, aguanta todavía 5 segundos, pero no más (de manera que puedas inhalar de forma controlada).
6.    6.      Libera la presión de los dedos y empieza a respirar por la nariz tan lento como te sea posible (de esta manera el CO2 atrapado te ayudará a mantener la nariz abierta).
¿ESTÁ ENTRANDO AIRE AHORA? Puedo hasta ver tu sonrisa J
Repite el milagro cuando lo necesites.
Las duchas nasales diarias de sal marina (¼  cucharadita de sal en ¼ litro de agua templada) también te pueden ayudar.

Una nariz obstruida e inflamada es a menudo la manera que tiene el cuerpo de advertirnos que si no tomamos medidas, el siguiente paso puede ser el ataque de asma.

















MÉTODOS CONTRA  EL ATAQUE DE ASMA³

¡Ojo! Si el ataque es muy fuerte, si el asma es muy grave o, si para combatirlo tomas habitualmente medicamentos, puede que éstos sean necesarios. Mediante la práctica de los ejercicios Buteyko, los fármacos serán cada vez menos necesarios y en muchos casos llegarán a ser innecesarios.

Si comprendes la causa de un ataque de asma, sabrás inmediatamente por qué funciona la técnica Buteyko.

El ataque viene porque respiras en exceso. El cuerpo provoca el ataque para mantener el CO2  que se le está escapando con la espiración.  Entiende el mensaje de tu cuerpo y ayúdale, ¿cómo? Muy sencillo, hay dos métodos:

1.    1.  RESPIRA MUY DESPACIO (Respiración Reducida)
Respira tan despacio y de forma tan liviana, que si pones un dedo bajo la nariz no notes el aire cuando entra ni cuando sale. Respira como si lo hicieras a través de una pajita, dejando que venga un ligero sentimiento de “necesidad de aire”. Trata de lentificar el proceso y respira de forma relajada, dejando libre el diafragma. Esta forma de combatir un ataque es la más recomendada, pues es completamente inocua y, además, tiene efectos terapéuticos a largo plazo.

2.    2.  DEJA DE RESPIRAR Y DETENDRÁS EL ATAQUE
Esta técnica sirve para detener un ataque, pero no tiene efectos terapéuticos a largo plazo. Es más, está contraindicada en casos de presión sanguínea alta, enfermedades del corazón, epilepsia, enfermedades de los riñones y diabetes. También está desaconsejada su práctica después de una comida copiosa.

Se hace de la siguiente manera:
Mantén la boca cerrada y expulsa totalmente el aire por la nariz. A continuación cierra la nariz con los dedos pulgar e índice y aguanta la necesidad de tomar aire por un tiempo.
Después deja libre la nariz y respira por ella durante unos tres minutos como en el ejercicio n° 1 (Respiración Reducida). Se puede repetir el ejercicio completo varias veces en caso necesario.

(³) Los ataques de asma normalmente dejan de suceder cuando se alcanza una Pausa de Control de 30 segundos. Algunas personas dejan de experimentar ataques incluso cuando consiguen una Pausa de Control de 20 segundos.


LA RESPIRACIÓN REDUCIDA:

LA TÉCNICA PARA LA CURACIÓN DEL ASMA

Ésta es la técnica más importante del método Buteyko y se recomienda practicarla a menudo; en realidad, ha de convertirse en un hábito, en algo que sucede por sí sólo. Es la mejor defensa contra el asma. Continúa con la práctica hasta alcanzar la mejoría deseada.

.
1.        1.      Observa la respiración, hazte consciente de tu forma de respirar
Siéntate de manera cómoda y procura mantener la espalda derecha y los hombros relajados, ¿es tu respiración rápida? ¿es lenta? ¿con pausas? ¿sin pausas? ¿profunda? ¿superficial? ¿errática? ¿regular? ¿desde el pecho? ¿desde el vientre? ¿usas o no usas el diafragma?... Hazte consciente de la respiración... Relájala mediante esta observación durante al menos 5 minutos.

2.    2.      Crea necesidad de aire
Ahora puedes optar por corregir tu forma de respirar (si normalmente respirabas desde el pecho, ahora puedes respirar desde el hara). O puedes dejarlo para cuando estés más familiarizado con los ejercicios.
Pero lo más importarte aquí es respirar relajadamente y tomar menos volumen de aire. Inspira menos de lo acostumbrado hasta crear una ligera necesidad de aire.
Procura conseguir esta reducción de la respiración relajando los músculos del pecho y del diafragma, pero no mediante su control. Se trata de reeducar la respiración utilizando la relajación, sin crear nuevas tensiones.

Al principio, permanecer relajado a la vez que reduces la respiración, no es tarea fácil. Dejar en libertad a los músculos respiratorios y al mismo tiempo ejercer control sobre la cantidad de aire que se inspira, requiere práctica.

¿Pero cómo se hace exactamente?
 ¡Son muchos los caminos que llevan a la cima!
Intentándolo una y otra vez darás con el tuyo, pero aquí tienes dos de esos caminos. Quizá te sirvan para entrar en la técnica.

1.    1.      Respira de tal modo que notes cómo se mueve el diafragma pero que apenas sientas cómo entra y sale el aire por tus fosas nasales.

2.   Inspira menos aire del que normalmente tomarías y deja que el resto suceda por sí mismo.


La respiración reducida transformará poco a poco tus hábitos respiratorios. Al final se integrará, se hará parte de ti, dejará de ser un ejercicio para pasar a ser tu forma natural de respirar: mientras trabajas, descansas, conduces...

Haz este ejercicio durante 2 minutos, después durante 5 minutos y después durante 10 minutos. Entre ejercicios, respira de 3 a 5 minutos de manera normal, para obtener el necesario descanso (estas pausas son absolutamente necesarias). Las sesiones no deben durar más de 30 minutos (después de ese tiempo el cansancio hace que no sean eficaces).

En los comienzos de la práctica puede que aumente la frecuencia respiratoria. Si el volumen de aire respirado por minuto disminuye, la frecuencia respiratoria no es importante.

Si has seguido las instrucciones correctamente ahora te sentirás bien, calmado, e incluso puede que sientas un poco de sueño. Si normalmente realizas prácticas de meditación, yoga, etc., puedes combinarlas con este método de reducción de la respiración.

LA ESENCIA DE LA RESPIRACIÓN REDUCIDA:
Respira menos y de manera relajada


COMPRUEBA EL PROGRESO
COMPARANDO LOS RESULTADOS

Tiempo Total del Ejercicio:
 Unos 20 Minutos

El ejercicio completo se compone de:

5 min. de Preparación—Toma de Pulso—Pausa de Control—10 min. de Respiración Reducida—3 min. de Respiración Normal—Toma de Pulso— Pausa de Control

Escrito de forma reducida:

5 min. Prep.—TP—PC—10 min. RR—3 min. RN—TP—PC


1.    1.      Siéntate de manera que estés relajado y confortable y prepárate para el ejercicio respirando de manera normal durante 5 min.
2.    2.      Toma el Pulso y escríbelo.
3.    3.      Haz una Pausa de Control y escribe el resultado: ¿10, 15, 20 seg.?
4.    4.      Practica la Respiración Reducida durante 10 min.
5.    5.      Respira normal durante 3 min.
6.    6.      Toma de nuevo el Pulso y escríbelo.
7.    7.      Haz de nuevo una Pausa de Control y escribe y compara el resultado.

Si has realizado correctamente el ejercicio, al final del mismo tu número de pulsaciones por minuto habrá bajado y tu Pausa de Control será mayor. A veces el número pulsaciones por minuto permanece invariable. Si fuera más alto quiere decir que no has hecho el ejercicio de manera correcta.

Después de tres días de práctica puedes realizar este ejercicio varias veces al día.

Se recomienda un total de unos 90 minutos de ejercicios diarios. Si no tuvieras tiempo para los ejercicios, practica el constante reducir de la respiración durante las tareas cotidianas (3 horas diarias).

·         ·       Las técnicas de meditación y relajación ayudan a corregir la hiperventilación
Muchas técnicas de meditación y de relajación, al igual que una parte del método Buteyko, usan la observación de la respiración con el fin de aplacar el sistema nervioso y normalizar la respiración. La experiencia ha demostrado que de esta manera también se incrementan los niveles de CO2 en el cuerpo.
La  MEDITACIÓN EFICAZ y la RELAJACIÓN EFICAZ contribuyen también a descargar el estrés acumulado. Su efecto es 24 veces más potente que el del sueño.
En mi opinión, la descarga del estrés acumulado es una pieza clave en la recuperación de la salud. Si quieres conocer más sobre este tema tan fundamental, aquí tienes un buen enlace:


·         ·       El sistema Buteyko es increíblemente eficaz
Tan eficaz que los instructores que enseñan el método ofrecen devolverte el dinero si no quedas satisfecho con los resultados.

·         ·       Los críticos del método Buteyko
Incluso los detractores del método Buteyko admiten que funciona; pero arremeten diciendo que no está documentado el que las personas aumenten su capacidad pulmonar. Sin embargo, los instructores de Buteyko han observado que, cuando se estabilizan los niveles de CO2 en el organismo, la respiración se libera y la persona pronto consigue una expansión total del pecho y un mejor funcionamiento del diafragma.


·         ·       La Fiebre del Heno
Está considerada por K. P. Buteyko como el “asma de la nariz” y también responde a este método anti-hiperventilación. Asimismo, practicando una apropiada reducción de la respiración, muchas alergias desaparecen.

·         ·       Otros signos de hiperventilación
Tener que levantarse  por la noche a vaciar la vejiga o sentir frío en las extremidades pueden ser también signos de hiperventilación.


¿CUÁNTO TARDA EL MÉTODO  BUTEYKO EN HACER EFECTO?

·         ·       Mi experiencia personal
¡En mi caso el método comenzó a funcionar desde el primer instante!

Tengo 47 años y he sufrido síntomas de alergia al polen por más de 26. Durante ese tiempo he probado numerosas terapias: bioresonancia (método del Dr. Schuhmacher, Innsbruck), kinesiología, hipnotismo, relajación, tratamiento autohematológico (muy poco tiempo), método de la Dra. Clark: 2 desparisitaciones, 5 limpiezas de hígado, 2 limpiezas de riñones; método Robert Gray de limpieza de intestinos, diferentes tipos de dieta, ayuno de 14 días, homeopatía, zapper de la Dra. Clark, zapper del Dr. Beck (sólo un mes), uroterapia (seis semanas), gotas espagíricas, aceite de comino negro, plata coloidal, aceite y agua ozonizados... todo eso me ha ayudado, no cabe la menor duda. Pero a pesar de ello, en los últimos tres años comencé a sentir que el asma me pisaba los talones.

Además de los síntomas alérgicos típicos —la picazón e hinchazón de ojos, la imposibilidad de gustar la comida, la falta de apetito, las emanaciones nasales, la dificultad para la concentración, la confusión mental (brain fog)...—, la nariz se me taponaba cada vez más durante la época de polen, especialmente por la noche.

Después de una semana muy dura en la que mi nariz manaba de continuo y las dificultades para respirar eran cada vez mayores, recibí mi primera inyección de cortisona (a la que estoy muy agradecido, pues acabó con la tortura).
Pero naturalmente ese episodio no anunciaba nada bueno: a los diez días comenzaron los ataques nocturnos de asma.

 Yo no quería tomar las medicinas convencionales, pues sabía que no son la solución (había visto a mi padre sufrir de asma durante muchos años, sin que esas medicinas consiguieran curar la enfermedad o detener su progreso). Así que busqué en internet y descubrí el método Buteyko.
¡Inmediatamente lo probé! La idea me pareció genial.
Era algo completamente nuevo para mí, una manera de atajar el problema que jamás había intentado.


Empecé poniéndome un esparadrapo sobre la boca para pasar la noche. Me acosté sobre el lado izquierdo y aguanté como pude las ganas de toser y la sensación de ahogo, mientras exhalaba e inhalaba un “hilito” de aire. No dormí bien, estaba tenso, no sabía cómo iba a resultar;  pero sorprendentemente no tuve que incorporarme. Tampoco sufrí los sobresaltos de las noches anteriores; al contrario, lentamente, todo empezó a calmarse. La segunda noche ya dormí mejor, la tercera mejor todavía, y en la cuarta desapareció toda sensación de agobio; me relajé, incluso pude cambiar de postura sin temer perder la estabilidad conseguida. Seguí aplicando la técnica del esparadrapo nocturno durante algún tiempo.

En una segunda etapa, te recomiendo utilizar un antifaz, como los que reparten en los aviones (puesto sobre la boca). El antifaz es más cómodo que el esparadrapo y sigue enviando el mensaje de respiración nasal al inconsciente; aunque naturalmente, no impide que abras la boca, si a pesar de todo, lo intentas.

Estas líneas las escribo en plena primavera. Vivo en una parte de Colonia rodeada de árboles. En lugar de experimentar síntomas de alergia al polen (como me sucedía anteriormente) ¡Mi nariz permanece despejada día y noche!
¡Y llevo sólo un mes practicando el método! J

Si quieres leer otras experiencias aquí tienes una página Web con algunas de ellas:


·         ·       El tiempo necesario en las diferentes afecciones
En casos de asma moderada, fiebre del heno, rinitis, sinusitis,... por lo general se empieza a experimentar gran mejoría desde los primeros días de práctica. En los casos severos de asma también se experimenta mejoría desde el principio, pero naturalmente la medicación se irá retirando más gradualmente. Con la sinusitis pueden necesitarse de 1 a 2 meses de ejercicios antes de conseguir respirar por la nariz todo el tiempo.

A causa de la hiperventilación el cuerpo se ha ajustado a niveles bajos de CO2. El recuperar los niveles normales requerirá tiempo y costará esfuerzo. Tendrás que pasar por un período (meses) de “hambre de aire” hasta conseguir ese objetivo. Pero el esfuerzo merece la pena, ¡La cura está garantizada!

¿Se puede de verdad curar el asma?

Sí, K. P. Buteyko deja claro que el asma es una enfermedad reversible.

Pero mi asma es alérgica,  ¿cómo voy a curarme respirando menos?

Según K. P. Buteyko la causa fundamental del asma es el respirar en exceso. Sólo existe un tipo de asma, pero hay diversos factores que la desencadenan: la ansiedad, el ejercicio, las alergias, etc.

¿Cuánto tiempo puede  tardar la curación?

K. P. Buteyko ha constatado en sus investigaciones que después de unos 6 meses de practicar los ejercicios, el sensor del cerebro que gobierna la respiración se ajusta al nivel correcto de CO2.

Por lo tanto, yo diría que, un mínimo de 6 meses es necesario.

Para las personas que han tenido síntomas durante muchos años, un cálculo aproximado es: un mes de práctica por cada año de enfermedad padecido.

En el caso de los niños y de la gente joven el método es especialmente rápido y eficaz.

Los ejercicios pueden ser arduos al principio pero con el tiempo se vuelven más fáciles.
 ¿Cómo reacciona el cuerpo durante la curación?



Los siguientes síntomas pueden aparecer:


1.    1. Sentimiento de calor
Se recomienda no abrigarse en exceso.

2.    2. Pérdida de apetito durante las primeras semanas
Se aconseja no comer de forma forzada. El comer sin hambre influye negativamente en el estado general de la salud y produce hiperventilación.

3.    3. Reacciones curativas
Normalmente coinciden con cada incremento del 0,5% del nivel de CO2, es decir, con un aumento de 10 segundos en la Pausa de Control.

Reaparición de síntomas de antiguas enfermedades.
También es posible que se manifiesten infecciones, hasta ahora latentes.
De acuerdo con K. P. Buteyko los problemas más frecuentes se deben a encías y dientes infectados, canales radiculares tratados, amígdalas poco saludables e infecciones de hongos en la boca o los pies. Pero otras infecciones pueden también remitir. Con una buena atención médica mejoran las perspectivas del paciente.

4.    4. Reacciones por muy corto espacio de tiempo
Dolor de cabeza, dolor de los músculos, del pecho o de los intestinos, mareos, vómitos, sed excesiva, aumento de la micción y de la frecuencia con que se vacía el intestino.
No se conocen casos en lo que estos síntomas durasen más de dos días.
Yo personalmente no he notado ninguno de esos síntomas, pero sí he observado que tenías más suspiros involuntarios (en los que se toma más aire). Quizá un intento automático del cuerpo para volver a los bajos niveles de CO2.

5.    5. Importantes efectos benéficos:
Un nuevo horizonte, una nueva vida: la gran alegría que da el saber que puedes escapar del asma, la fiebre del heno, la bronquitis y otras muchas dolencias. El no tener que usar medicamentos, o el reducirlos grandemente. Una mayor vitalidad, una mayor claridad mental, menos alergias, un peso más equilibrado, ¡mucho mejor sueño!...  Más independencia, mayor libertad de movimiento, más capacidad para disfrutar la vida, mejor conocimiento del propio cuerpo...

NOTA: Como puedes ver por los puntos anteriores, el método Buteyko es una técnica realmente poderosa.
Se recomienda, por consiguiente, que las personas gravemente enfermas procedan a aplicarla con suficientes garantías de seguridad: bajo vigilancia médica y con ayuda de personal instruido en el proceso.


¿Tengo que seguir haciendo los ejercicios
 después de haberme curado?   


No. Una vez que te has curado ya no tienes que hacer los ejercicios, pero naturalmente tienes que mantener la alerta para que no vuelvan los viejos hábitos.
LA EXPLICACIÓN CIENTÍFICA  DEL MÉTODO BUTEYKO

El Método Buteyko se basa en la ley de Bohr y Verigo: Los niveles bajos de CO2 en la sangre provocan insuficiencia de oxígeno en el organismo. Por eso, al respirar más (y, por consiguiente, liberar más CO2) la cantidad de oxígeno que el cuerpo puede utilizar es menor.

Hacia el año 1904, el danés Bohr y el ruso Verigo, por vías diferentes,  llegaron a la misma conclusión en sus investigaciones: que la entrega de oxígeno (a tejidos y órganos) por parte de la hemoglobina, guarda estrecha relación con la cantidad de CO2 disponible. De manera que normalmente, la deficiencia de oxígeno en el organismo no se debe a la falta de éste, sino a la insuficiencia de CO2.

El CO2  ha disminuido enormemente en la atmósfera de la Tierra desde las eras geológicas en las que se formó el cuerpo. Hoy este gas supone sólo el 0,03 % del aire que respiramos. Así que en nuestros días el CO2 se obtiene fundamentalmente del interior del organismo. El propio cuerpo lo crea. Para que ese CO2 creado no se pierda mediante la espiración, hay que respirar menos, hay que reducir el volumen de aire que se consume.4


  
(4) En La Meditación Dinámica de Osho se respira profunda y rápidamente, pero sólo durante 10 minutos, además, no se permanece en reposo sino que se hace constante uso del cuerpo; y recuerda, al utilizar los músculos se produce CO2. Aún así, yo he observado que la dinámica me irrita los pulmones cuando el aire está frío, o cuando la hago durante muchos días seguidos o muy forzada. El Método Buteyko se refiere a la respiración como a la forma en que uno respira la mayor parte del día. Los pranayamas de yoga son también una excepción, porque el efecto de respiración profunda y forzada se contrarresta con periodos de retención de aire. De todas formas algunos especialistas consideran peligrosos ciertos tipos de pranayamas. La terapia de renacimiento también enfatiza el movimiento durante el tiempo que dura su hiperventilación inducida, pero pienso que en personas con asma puede provocar ataques. En cualquier caso, hay que tener presente que un período corto de hiperventilación es un fenómeno completamente diferente a la “hiperventilación crónica” a la que aquí fundamentalmente nos referimos.

El asma es una defensa de tu cuerpo para no perder más CO2.

·         El CO2 ayuda, entre otras cosas, a dilatar los músculos.

El método Buteyko en forma concentrada:

1. RESPIRA SIEMPRE POR LA NARIZ

2. RELAJA Y REDUCE LA RESPIRACIÓN

3. DUERME SOBRE EL LADO IZQUIERDO Y CON LA BOCA SELLADA

“Este método habrá triunfado cuando todos los seres humanos se hagan conscientes de que la codicia por tomar más (la respiración incluida) es la causa de los desastres, las enfermedades y los fracasos”.
K. P. Buteyko


SOBRE LA MEDICACIÓN  ANTIASMÁTICA

·         ·       Reducción y retirada de los fármacos
Los instructores del Método Buteyko recomiendan  decidir siempre con ayuda del médico la  forma más conveniente de reducir la medicación.
Los  medicamentos que alivian síntomas (la mayoría, broncodilatadores) se toman sólo cuando hay molestias y por lo general se pueden dejar de utilizar a medida que mejora la salud.
Los  medicamentos que previenen síntomas (corticoides y antihistamínicos) se toman de manera continuada y se deben retirar siempre paulatinamente.


·         ·       Los corticoides    (también llamados corticoesteroides)


K. P. Buteyko está claramente a favor de la administración de corticoides (en la dosis adecuada), hasta que el organismo pueda producirlos por sí mismo. Y opina que, muchas muertes por asma, se deben a un doble error en la utilización de los medicamentos: por un lado, se abusa de los broncodilatadores y por otro, no se administran los necesarios corticoides.

Los corticoides no sólo reducen la inflamación, sino que calman la respiración y contribuyen al buen funcionamiento del metabolismo y del sistema inmune. 

Si tienes un pulso elevado y no puedes controlar la respiración, o encuentras muy difícil hacerlo... si te silba el pecho de manera continua o experimentas una permanente falta de aire... si tu PAUSA DE CONTROL arroja valores menores de 10 segundos durante largo tiempo... es muy probable que tengas deficiencia de corticoides.

La dosis adecuada de corticoides puedes determinarla de la siguiente manera: toma una pequeña cantidad: (5 mg.) de Prednisone, p. ej. (con agua templada para que el cuerpo la absorba antes). Comprueba cómo te sientes en dos horas; si no hubiera cambio, vuelve a tomar otros 5 mg. y ve cómo te sientes en otras dos horas. Repite el procedimiento hasta conseguir la normalización del pulso y una mejor respiración. La suma total de todas las tomas en 24 horas es la dosis adecuada diaria.

En ocasiones, conseguir que las glándulas adrenales vuelvan a producir suficiente cortisol (el glucocorticoide más importante del organismo), puede costar hasta 18 meses de práctica de Buteyko.

Si las glándulas adrenales están seriamente dañadas, como consecuencia de muchos años de hiperventilación y abuso de corticoesteroides, quizá sea necesario un aporte permanente de éstos. En épocas de estrés se precisarán mayores dosis.

Evita los corticoides que tengan mezcla de broncodilatadores. Así podrás dejar de tomar estos últimos cuando no sean necesarios.

 

Ø  Ø      Se recomienda aprender el método directamente de un instructor autorizado (a ser posible, que haya experimentado en sí mismo, con buenos resultados).





Ø  Ø      Para más información, aquí tienes algunos enlaces sobre el método Buteyko en idioma inglés:

Una excelente explicación del Método Buteyko


       Una muy buena página sobre el Método Buteyko


Muy buena y abundante información sobre el Método Buteyko



El Método Buteyko adaptado a los niños:

Un texto único sobre el Método Buteyko concebido especialmente para ellos


     Jesús Rodríguez Alonso. Abril del 2002 buteyko@lycos.de
Share this article :

+ comentarios + 5 comentarios

28 de febrero de 2014, 1:39

Impresionante... He notado el cambio desde el primer día. Me arriesgué a ir a correr sin tomarme el inhalador y controlando con mucho cuidado la respiración no me hizo nada de falta. Otro día tuve una pequeña asfixia y la controlé antes incluso que con el Ventolín. Este método es genial, muchas gracias.

14 de septiembre de 2015, 13:54

Hay personas que opinan que el asma es causada por respirar más aire de lo necesario o por la hiperventilación. Vean aquí: http://www.respiracionnormal.org/asma/

13 de noviembre de 2015, 22:42

exelente

27 de febrero de 2017, 6:24

Entonces respirar en el interior de una bolsa es bueno para los asmaticos?

27 de febrero de 2017, 6:26

Entonces respirar en el interior de una bolsa es bueno para los asmaticos?

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website and Blog | Euroconecta | Tu Negocio en Internet de forma rápida, fácil y económica
Copyright © 2011. MEDICINA ALTERNATIVA Y REGENERATIVA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Euroconecta
Proudly powered by Euroconecta